Caso de éxito #01

18.05.2021

Voy a compartir con vosotr@s uno de mis proyectos más satisfactorios como líder.

En mi opinión, solo hay un camino, con dos vías paralelas, para llegar a ser un gran líder:

  • Formación
  • Práctica

En lo que respecta a la formación, he comenzado a definir un programa con varios módulos que puedan combinarse de maneras diferentes en función de las necesidades específicas de quien vaya a recibirla que espero hacer público en breve.

Por la parte de la práctica, he creído que podría ser interesante compartir algunos de los proyectos que he liderado para que tengáis información, más o menos concreta, de los resultados que podríais esperar aplicando el estilo de liderazgo que os propongo en el método 'Ready, Steady, Go!' (ver el libro 'Ready, Steady, Go! Una forma diferente y realmente eficaz de liderar equipos').

Y hoy os traigo el primero de estos ejemplos. Me hace especial ilusión porque es uno de los primeros casos en los que apliqué de forma consciente y completa el método (ya que en aquella época empezaba a dar forma al libro), ¡y los resultados fueron espectaculares!

Para poneros en contexto, el encargo era ponerme al frente del equipo de I+D de una empresa sustituyendo al anterior Director y gestionar el servicio del departamento.

Se trataba de una compañía industrial dentro de una gran multinacional que servía al sector de automoción.

Uno de los retos que acompañaban al proyecto era la necesidad de liderar al equipo en remoto ya que la empresa estaba en un país diferente al que yo resido.

Actualmente, todos nos estamos acostumbrando al teletrabajo y las reuniones virtuales, pero antes de marzo de 2020, la situación era muy diferente, como seguro recordaréis...

Tras reunirme con el Gerente de la empresa y, posteriormente, con el equipo, definimos una imagen bastante clara del 'Estado Actual' para la organización al completo y el departamento en particular, con los siguientes ejes principales:

  • Recursos internos: el equipo se había ido reduciendo en los últimos años; adicionalmente, no se estaba incorporando ningún miembro nuevo (no contábamos con 'savia nueva') ni siquiera cuando se producía alguna baja.
  • Proyectos/Clientes: aunque la situación era buena ya que la empresa contaba con proyectos abiertos que aseguraban el volumen y los ingresos para los próximos años, se estaba observando una tendencia peligrosa en el número de consultas, el número de clientes y el número de productos que se estaban fabricando.
  • Recursos externos: no se estaban aprovechando los recursos del grupo al que pertenecía la empresa, con agentes muy involucrados en el sector auto; trabajábamos de manera muy aislada; tampoco colaborábamos estrechamente con proveedores u otro tipo de empresa externa.
  • Servicio: no teníamos un contacto estrecho con las oficinas de ingeniería del cliente y carecíamos de proactividad a la hora de proponer ideas nuevas (tanto externamente - frente a los clientes -, como internamente).

En un segundo paso, de nuevo con el equipo, definimos el 'Estado Deseado' al que nos gustaría aspirar:

  • Clientes: nos gustaría ampliar nuestra cartera actual; sería ideal tener presencia permanente en 'casa' del cliente; deberíamos contar con un equipo técnico-comercial, acercándonos al cliente con una oferta más amplia y con capacidad de discutir cualquier aspecto de su interés en cualquier ámbito.
  • Mercado: podríamos buscar acuerdos de colaboración con proveedores y/o empresas ajenas para incrementar nuestro valor añadido; adicionalmente, deberíamos tener una visión más global de los proyectos en los que participábamos.
  • Productos: sería deseable ampliar nuestra cartera de productos auto así como, por qué no, buscar productos fuera del sector auto.
  • Organización: nos gustaría contar con un equipo fuerte y multidisciplinar; ligado al acercamiento al cliente expuesto arriba, sería interesante crear mini-equipos de cliente con carácter técnico-comercial; por último, deberíamos aprovechar los recursos que el grupo al que pertenecíamos pudiera ofrecernos.

Como comprenderéis, pasar del 'Estado Actual' al 'Estado Deseado' no es algo que pudiéramos plantearnos en 1, 2 o 5 años siquiera. Sin embargo, la definición de ambos estados es tremendamente valioso.

En nuestro caso, este trabajo nos permitió definir un plan a medio plazo (1 año) para cada una de las líneas clave identificadas - Clientes, Mercado, Productos, Organización - con una orientación clara; nos dio una visión hacia la que enfocarnos.

Os muestro a continuación lo que creamos para 'Clientes':

Con el plan a un año definido, el siguiente paso fue la definición de tareas específicas a realizar en el corto plazo (1 semana) identificando quién sería el responsable de cada una de ellas y controlando su ejecución en el plazo asignado.

En general, lo que trato con esta división del plan en largo, medio y corto plazo es ir acometiendo pequeñas tareas semana a semana (con el paso del tiempo se pueden espaciar algo más) que puedan controlarse y reorientarse si es necesario de manera más o menos sencilla para conseguir resultados significativos por acumulación de pequeños pasos, pero tomados todos ellos en una misma y clara dirección.

Así, y a grandes rasgos, al cabo de un año, conseguimos un nuevo proyecto (de envergadura), establecimos contacto con dos nuevos - potenciales - clientes y presentamos tres modelos de utilidad para posibles nuevos productos.

Adicionalmente, reorganizamos el departamento, aprovechado parte de los recursos del grupo al que pertenecíamos y comenzamos una relación muy estrecha con una división (interna) que poseía contactos muy importantes en el sector.

Finalmente, el equipo ganó en confianza enormemente, sus miembros asumieron nuevas tareas, ganamos en proactividad, se plantearon nuevos proyectos internos y, algo muy importante, se alimentó en gran medida el sentimiento de pertenencia al grupo.

Personalmente, como líder, uno de los mayores aprendizajes que obtuve fue el de liderar, de manera realmente eficaz, a un equipo virtual.

En cualquier caso, por supuesto, el trabajo no quedó ahí y, cumplido el año, seguimos trabajando, semana a semana, para acercarnos, poco a poco, a nuestro 'Estado Deseado'.