El libro, el comienzo de todo

23.11.2020

Hace ya bastante tiempo que me rondaba por la cabeza escribir un libro sobre liderazgo de equipos y gestión de proyectos.

Como ya he explicado en otras ocasiones, llevo aproximadamente 20 años liderando equipos y, también, participando en proyectos desarrollados en equipo donde era otra persona quien lideraba. Siempre me ha llamado la atención la forma en que nos comportamos, especialmente cuando estamos en grupo, y el efecto que tiene en la dinámica del mismo el carácter que el líder imprima a la coordinación del trabajo.

Así pues, tras haber estado analizando equipos durante un montón de años, tenía material más que suficiente para escribir un libro que aportase algo nuevo. Lo único que me faltaba era... TIEMPO.

Y hete aquí que, de repente, en marzo de 2020, nos vemos confinados en nuestras casas, obligados a parar. Nada de viajes de trabajo, nada de reuniones, nada de eventos sociales, ¡nada de nada! De esta manera, a mí personalmente, el estado de alarma declarado en nuestro país me trajo, aparte de muchos inconvenientes, un regalo inesperado: el tiempo que no encontraba para ordenar mis ideas y darle forma a mi primer libro.

Cuando empecé a escribir solo tenía en mente redactar algo que se entendiera, ser capaz de trasladar mi conocimiento y ayudar a otras personas a liderar sus equipos con un enfoque diferente al habitual, pero que ya había comprobado que funcionaba ¡y cómo!

El 'problema' vino cuando estaba terminando de escribirlo. De repente me pregunté: "¿y si alguien quiere trasladarme alguna duda?", "¿y si algo no se entiende?", "¿y si alguien no encuentra respuesta a alguna situación concreta entre las páginas del libro, pero yo pudiera ayudarlo de todas formas?", "¿y si...?"

Antes de que pudiera siquiera contarle lo que me rondaba la cabeza a mi mujer, que posee un negocio y gestiona sus redes sociales a las mil maravillas, ella me vino con la solución debajo del brazo: "Gorka, cuando termines el libro, necesitarás un perfil de Instagram, un blog y/o una página web".

Y tenía toda la razón.

En estos momentos es tremendamente sencillo establecer una comunicación eficaz con cualquier persona en cualquier parte del mundo a través de un simple teléfono móvil.

Fue así como surgió un proyecto más amplio y complejo que comenzó con la redacción del libro "Ready, Steady, Go!". Un proyecto con el que contactar con vosotros, porque esa es la clave: el contacto y el diálogo.

Lo que pretendo con mi web o mi perfil en redes sociales es establecer un espacio conjunto donde podamos compartir experiencias, éxitos, fracasos, dudas y soluciones. Así pues, yo trataré de subir diferentes artículos diversos de manera más o menos regular (me comprometo a, como mínimo, subir un artículo al mes). Pero me gustaría que esto fuera algo más que una plataforma para que yo os cuente cosas. Me gustaría que pudierais trasladarme vuestras dudas, comentarios y experiencias para compartirlas con todo aquél que quiera unirse a nuestra comunidad y, entre todos, tratar de ayudarnos (no siempre seré yo quien tenga la respuesta a una pregunta concreta, estoy seguro de que muchos de vosotros tendréis también experiencias tremendamente enriquecedoras que podréis compartir).

No dudes en contactar conmigo para lo que quieras.

El libro fue el primer paso, pero solo fue el principio.

Entre todos, vamos a hacer algo grande. Espero saber pronto de ti